SATSE reclama que se potencien y mejoren los servicios de farmacia en hospitales y centros de salud

25 septiembre 2020
Enfermera, en el servicio de farmacia de su centro hospitalario

Los servicios de Farmacia en Atención Especializada y Atención Primaria constituyen un gran ejemplo de  trabajo colaborativo entre las distintas profesiones sanitarias dentro de la sanidad pública.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, ha reclamado la potenciación de los servicios de Farmacia, tanto en los hospitales como en los centros de salud del conjunto del Estado, ya que realizan una labor fundamental e imprescindible dentro de nuestro sistema sanitario público para que pacientes y ciudadanos mejoren su salud, bienestar y calidad de vida.

La organización sindical recalca que estos servicios de Farmacia en Atención Especializada y Atención Primaria constituyen un gran ejemplo de trabajo colaborativo entre  distintas profesiones sanitarias, como son las de farmacéutico, enfermera y médico, dentro de la sanidad pública, garantizando, de esta forma, el acceso universal a una atención segura y de calidad para el conjunto de la ciudadanía.

Por ello, la organización sindical demanda a las distintas administraciones públicas competentes, tanto a nivel autonómico como estatal, que posibiliten las medidas necesarias para mejorar estos servicios de farmacia, como así lo recoge también la Ley de Garantías y uso racional de los medicamentos y productos sanitarios, implementando para ello sin demora los recursos y medios necesarios.

SATSE recuerda que, en el ámbito de la Atención Primaria, los servicios o unidades de Farmacia, no solo garantizan la adquisición, calidad y correcta conservación de los medicamentos, sino que establecen el sistema adecuado para garantizar el seguimiento adecuado y correcto de los tratamientos a los pacientes e impulsan programas destinados a potenciar un uso seguro de los fármacos.

Asimismo, desarrollan programas de educación para la población sobre el empleo racional de los medicamentos de cara a prevenir su utilización indiscriminada o abuso y trabajan de manera coordinada y colaborativa con los servicios de Atención Especializada para asegurar la calidad de la prestación farmacéutica mediante el seguimiento del tratamiento prescrito en cada caso.

Por su parte, los servicios o unidades de Farmacia de los centros hospitalarios, además de garantizar la adquisición, calidad y correcta conservación de los medicamentos, propician la dispensación de los mismos para las actividades intrahospitalarias y aquellos otros necesarios para los tratamientos extrahospitalarios.

De igual manera, los servicios de Farmacia en Atención Especializada llevan a cabo actividades educativas y formativas dirigidas al personal sanitario del hospital y a los pacientes, y efectúan trabajos de investigación propios o en colaboración con otras unidades o servicios, participando, además, en los ensayos clínicos con medicamentos.

“Los servicios de Farmacia en los hospitales y centros de salud de nuestra sanidad pública deben dejar de ser los grandes desconocidos para el conjunto de la ciudadanía y desde las distintas administraciones se ha de apoyar, potenciar y apostar por el gran trabajo que realizan y que demuestra que, con los recursos necesarios, los servicios públicos son la mejor manera de ofrecer la atención sanitaria que requiere cualquier paciente o ciudadano”, concluyen desde SATSE.