¿En qué cambiará nuestro sistema de pensiones?

07 julio 2021

Una nueva ley aprobada por el Gobierno garantizará el poder adquisitivo de las pensiones al subirlas de acuerdo con el Índice de Precios al Consumo (IPC)

valoración
  • Actualmente 0 de 5 Estrellas.
Haz tu comentario

El Gobierno ha dado un nuevo paso en su objetivo de reformar el actual sistema de pensiones en nuestro país y ha aprobado el anteproyecto de una nueva ley que busca, entre otros objetivos, garantizar el poder adquisitivo de las pensiones al subirlas con el Índice de Precios al Consumo (IPC)

Según el Gobierno, esta nueva norma, que parte de las recomendaciones del Pacto de Toledo y es fruto del acuerdo con los agentes sociales, recoge distintas medidas para el colectivo de pensionistas y les da tranquilidad al acabar con la incertidumbre de cuánto subirán sus pensiones cada año.

La reforma, que se prevé que entre en vigor en 2022 tras su paso por las Cortes, suprimirá los aspectos más polémicos de la reforma de 2013: el índice de revalorización de las pensiones (IRP), que limitaba su subida anual a un 0,25% en situaciones de déficit, y el llamado factor de sostenibilidad, que será reemplazado por un nuevo mecanismo de equidad intergeneracional.

Aunque la sustitución de este último forma parte de la segunda pata de la reforma de pensiones, prevista para más adelante, Gobierno y agentes sociales se han dado de plazo hasta el 15 de noviembre para negociar el nuevo mecanismo, que operará a partir de 2027 y que se incluirá en el proyecto de ley a través de una enmienda.

Con esta reforma se garantiza el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones con la fijación de un mecanismo estable de revalorización, por el que el 1 de enero de cada año se incrementarán las pensiones de acuerdo con la inflación media anual registrada en noviembre del ejercicio anterior. Además, si el dato es negativo, no habrá modificaciones en las pensiones.

En el texto también se establece una evaluación periódica cada cinco años en el marco del diálogo social de este nuevo mecanismo de revalorización.

De otro lado y como novedad, se establece que en el caso de la jubilación anticipada voluntaria, los coeficientes reductores de la pensión pasarán a ser mensuales, no trimestrales, y solamente habrá periodos transitorios de aplicación de los mismos en el caso de las pensiones máximas. En la mayoría de los casos estos coeficientes serán más bajos que los actualmente vigentes a cambio de retrasar el anticipo de la jubilación dos meses.

Añade tus comentarios

Debes estar identificado para subir comentarios

Comentarios (0)

No hay ningún comentario